Bienvenido a pilcomayo.net

Inicie sesión para poder acceder a los contenidos exclusivos para usuarios registrados.

Olvidó la contraseña?

Iniciar Sesión

Ingresar

Registrarse

Si todavia no posee su cuenta, complete el formulario. Recibirá un correo electrónico para confirmar el registro

Registrarse

 

Hidrología

La vigilancia y resguardo de los recursos hídricos de la cuenca del río Pilcomayo son parte de las funciones de la Comisión Trinacional del Río Pilcomayo y en particular de la Dirección Ejecutiva.

La extensión de la cuenca y su heterogeneidad fisiográfica permiten concluir que en un contexto regional, grandes sectores de la cuenca están dominados por déficit hídrico con una muy marcada estacionalidad en los meses de verano.

El difícil acceso al agua hace imperiosa contar con una planificación y estrategias de gestión y manejo del recurso compartido por los tres países que conforman la cuenca.

Estudiar la hidrológica de la cuenca requiere del análisis de información hidrometeorológica, esencialmente de precipitación, temperatura, evaporación, alturas hidrométricas, etc.

Como primera medida se esta trabajando en la programación de una base de datos única de toda la cuenca con información climática, hidrométrica, calidad de agua, etc. los registros compilados representan la información en bruto organizada y disponible para el análisis como una herramienta de gran utilidad para la planificación, diseño y toma de decisión.

Actualmente la red hidrológica de la cuenca cuenta con datos pluviométricos e hidrométricos tanto en la cuenca alta como así también en la cuenca baja.
La lluvia se mide en milímetro al año. La cantidad de lluvia que cae en un lugar se mide por los pluviómetros, su diseño básico consiste en un recipiente de entrada, llamado balancín, por donde el agua ingresa a través de un embudo hacia un colector donde el agua se recoge y puede medirse visualmente con una regla graduada o mediante el peso del agua depositada. Asimismo, también existen equipos de registro automático o mecánico donde el balancín oscila a volumen constante de agua caída, permitiendo el registro mecánico o eléctrico de la intensidad de lluvia caída. Normalmente la lectura se realiza cada 24 horas. La medición se expresa en milímetros de agua y equivale al agua que se acumularía en una superficie horizontal e impermeable de 1 metro cuadrado durante el tiempo que dure la precipitación.

Otra de las variables de registro más importantes es la altura hidrométrica, además de los aforos. El aforo de una corriente de agua es la medida del caudal circulante que pasa por una sección en un momento determinado: Q = v•S , donde v es la velocidad de la corriente y S es la sección que es atravesada por la corriente. Los distintos métodos para calcular el aforo son: - Aforo por medida de velocidades (molinetes); - Aforo por medida del nivel de agua; - Aforo en una sección de control; - Aforo por trazadores. La medida de los caudales de realiza de forma sistemática en estaciones de aforo que se sitúan en los principales ríos.

La frecuencia de lectura de regla es de 3 veces al día, excepto en momento de paso de pico que se realiza cada hora. Algunas de las estaciones fueron equipadas con sistemas que permiten la medición continua de los niveles de agua. En cuanto a los aforos líquidos y sólidos 8 veces por mes en aguas altas, 4 veces por mes y 2 veces por mes en aguas bajas. A partir de este año se realizaran aforos sólidos (transporte en suspensión) para las estaciones de primer y segundo nivel de la cuenca.